Cinque Terre

etcétera

AMLO y las cinco mentiras destacadas de la semana: “se ha vacunado a más de 60% de la población”

 

 

Gracias por leer una nueva entrega del recuento semanal que etcétera hace sobre las cinco mentiras más destacadas de AMLO y su gobierno.

En la semana del 23 al 27 de agosto, contamos alrededor de 18 mentiras, distorsiones e imprecisiones dichas por el presidente o miembros de su equipo. Por supuesto, existe la probabilidad de que sean muchas más, pues durante las mañaneras se divulgan muchas cifras de las que no existe certeza que sean verdaderas, ya que no existe más fuente que el propio gobierno.

Sin embargo, una buena cantidad son fácilmente contrastables, sea con declaraciones contradictorias del propio presidente o con datos de organismos autónomos, así como con registros periodísticos.

A continuación, nuestra selección de las cinco mentiras más destacadas.

MENTIRA 1

Caso Ricardo Anaya. 23, 24, 26 de agosto.

Ricardo Anaya asegura ser perseguido por mí, y eso es una mentira, es falso: AMLO.

Yo no tengo nada que ver con la FGR, ni con los jueces, que pertenecen al Poder Judicial: AMLO.

El presidente ya dijo que no tiene nada que ver con la investigación en contra de Anaya. Es falso: Elizabeth García Vilchis.

Anaya dice que lo persigo porque no quiero que sea candidato en el 2024 y yo ni siquiera estoy pensando en las elecciones del 2024: AMLO.

No afecta ir a la cárcel cuando uno es inocente: AMLO.

Yo no lo mandé a agarrar dinero: AMLO.

Las declaraciones en torno a la nueva investigación que la Fiscalía General de la República abrió en contra de Anaya fueron abundantes. Para refrescar todos los detalles, el lector puede consultar lo que durante esta semana se publicó en etcétera.

En este caso no podemos hablar de una sola mentira, sino de un entramado completo, con múltiples matices. Abordemos lo esencial:

-Las nuevas acusaciones que se le fincan a Anaya tienen una sola fuente: las declaraciones del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, que fue extraditado de España a México y que no ha pisado la cárcel, a cambio de declarar todo lo posible sobre diversos actos de corrupción en los que se vio involucrado.

-El 29 de julio de 2020, AMLO declaró que Emilio Lozoya tendría “ciertas consideraciones en su proceso”.

-El 6 de enero de 2021, el presidente dijo en la mañanera que “ya es tiempo” que la FGR informara sobre los avances en el caso Lozoya. Agregó que era un llamado respetuoso, no una orden, porque “la Fiscalía es autónoma”. Pero ha habido otros momentos en que se ha demostrado que la FGR obedece al presidente, por ejemplo, cuando le ordenó hacer público el expediente completo del caso del general Salvador Cienfuegos.

-Durante uno de los debates presidenciales de la campaña de 2018, AMLO insultó a Anaya apodándolo “Ricky, Riquín, canallín”, y la cámara pudo captar una expresión de odio reconcentrado del presidente hacia el panista.

-En diversas ocasiones el presidente se ha reunido en privado con el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, para tratar asuntos relativos al Poder Judicial. El presidente impulsó la ampliación de mandato de Zaldívar y, por otro lado, un juez vinculado a Dolores Padierna, muy cercana a AML, consiguió que se encarcelara a Rosario Robles con pruebas falsas.

-El 5 de julio pasado, AMLO habló de sus seis posibles sucesores en la presidencia.

-Anaya ha mostrado diversas inconsistencias de tiempo y hechos en las acusaciones que le ha hecho la FGR.

Las declaraciones y antecedentes que mencionamos arriba sirven para afirmar que lo cierto es:

1.- Que AMLO sí incide en la FGR y en el Poder Judicial.

2.- Que el presidente sí tiene un rencor personal en contra de Ricardo Anaya.

3.- Que sí está pensando desde ahora en la sucesión presidencial.

4.- Que da por hecho que Anaya es culpable.

5.- Que busca entramparlo para que se presente y encarcelarlo. Incluso le dice que la cárcel le haría bien, pues eso “fortalece a un dirigente”.

6.- Que no tiene ningún elemento de acusación, más que los dichos de Lozoya, quien es un testigo que aceptó acogerse a un “criterio de oportunidad” y que a cambio de abundante información que se queda en el nivel de testimonio (sin pruebas), ha obtenido a cambio el beneficio de no pisar la cárcel.

MENTIRA 2

La revocación de mandato. 23 de agosto.

El INE pide recursos para la consulta de revocación de mandato para poner excusas, porque no quiere que haya democracia. Quieren que la gente piense que no vale la pena el gasto, pues son muy truculentos. Si los funcionarios ponen de su sueldo y los gobiernos estatales y municipales y los ciudadanos se cooperan, no tiene por qué costar nada: AMLO.

Mediante una larga alocución dirigida a desprestigiar al INE, AMLO aseguró que este instituto pide 2 mil 500 millones de pesos para realizar la consulta, con la finalidad de que la gente piense que es demasiado dinero y no vale la pena el gasto. En seguida, sugirió que los funcionarios del INE que ganen de 10 mil pesos para arriba donen una parte de su sueldo para sufragar los gastos de la consulta de revocación de mandato, planeada para 2022.

Lo cierto es que pedir a un funcionario de cualquier nivel que aporte de su sueldo para un ejercicio público es ilegal. Hay presupuesto para ello. Los ciudadanos tampoco tienen por qué aportar un peso, porque ya lo hacemos por medio de los impuestos. Los gobiernos estatales y municipales ya aportan a los procesos de tipo electoral, al asignar presupuesto a los órganos electorales estatales.

Lo cierto es que aun cuando el dinero no saliera de una partida presupuestal otorgada al INE, seguiría costando, porque las cosas no salen del aire. El costo se cargaría a alguien, por fuerza, pero AMLO quiere aprovechar esta coyuntura para sembrar la percepción de que el INE se opone a la democracia y sus funcionarios son ricos mientras el pueblo es pobre.

Lo cierto es que el INE sí quiere democracia y lo ha demostrado en todo momento: en las elecciones del 2018, en que ganó AMLO; en las del 6 de junio, impecablemente organizadas y en la Consulta Popular 2021, realizada lo mejor posible, considerando que el gobierno no le concedió presupuesto adicional, a pesar de ser su obligación.

MENTIRA 3

La tercera ola. 24 de agosto.

Hay, con mucha consistencia, señales de reducción en los contagios por COVID. La tercera ola va a la baja. La prensa ha intentado confundir a la ciudadanía diciendo que se ven más casos registrados. Decir que se “ven más casos que ayer”, es una “sobre simplificación, una apreciación equivocada de la pandemia”: Hugo López-Gatell

Según Gatell, el hecho de que cada noche se reporten más muertes y contagios es una “apreciación equivocada” de la pandemia, puesto que por tercera semana, 17 estados muestran una tendencia en la reducción de los casos.

Aquí, lo cierto es que el funcionario revuelve peras con manzanas. La prensa, cada día, informa de números absolutos en muertes y contagios. También, recuerda que existen cifras adicionales que el gobierno no contabiliza en sus cifra oficialmente reconocida: el exceso de mortalidad.

Lo cierto es que a Gatell le molesta mucho que la prensa no aborde la información sobre la tercera ola desde un punto de vista favorable al gobierno: la tendencia a la reducción. Sin embargo, cuando la tercera ola iba en alza, Gatell fue insistente al señalar que se trataba sólo de una “ligera tendencia” a la alza.

Es decir, cuando le conviene, quiere se destaque la “tendencia la reducción”, cuando no, que se calle la “tendencia la alza”.

Pero lo cierto, lo dolorosamente cierto, es que así sea una sola persona al día, los muertos no dejan de sumarse y eso es lo que realmente importa.

MENTIRA 4

Los spots del Tercer Informe

Haciendo algo de trampa, colocaremos en este apartado no una, sino dos mentiras, ya que ambas fueron divulgadas dentro de sendos spots protagonizados por AMLO ue el gobierno ha puesto en circulación para publicitar el Tercer Informe de Gobierno.

Se ha vacunado a más del 60% de la población con al menos una dosis.

Se cumplió la promesa de que el país podría salir pronto de la crisis económica provocada por COVID. Se han recuperado 80% de los empleos perdidos.

Así que vamos por partes.

Sobre el tema de la vacunación, el spot dice “más del 60%”. El jueves 26 de agosto, el presidente elevó la cifra, pues afirmó que ya “estamos por llegar al 65% de vacunados, con una dosis por lo menos”. Lo cierto es que, según una de las fuentes mundiales más confiable para esta clase de datos, el sitio Our World in Data, para el corte del 25 de agosto, el porcentaje de la población mexicana que ha recibido al menos una dosis es del 43.7%, como mostramos en esta captura de pantalla. Para el 26 de agosto, se había subido a 44.5%.

En tanto, el porcentaje de población mexicana vacunada con esquema completo es del 24.8%.

Cabe señalar que Our World in Data se nutre de datos del propio gobierno mexicano y de los gobiernos de otros países.

Así, con esas cifras, y al tiempo que se niega a vacunar a menores de edad, el presidente se atreve a impulsar el regreso a clases presenciales. Ah, y la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum se atreve a decir que las escuelas no son lugares riesgosos, ya que los niños andan “en centros comerciales”.

Sobre el tema de la recuperación económica, específicamente la recuperación de empleos, la afirmación del presidente es muy tramposa.

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, divulgada en julio pasado, de las casi 13 millones de personas que quedaron desocupadas en 2020, 12.3 millones obtuvieron algún empleo o fuente de ingresos durante este 2021.

Esto es muy diferente a la afirmación presidencial de “se recuperó 80% de los empleos perdidos”. No es así. Los empleos “recuperados” no son los mismos que se perdieron.

Lo cierto es que de las 12.3 millones de personas que lograron obtener alguna fuente de ingresos este 2021, 81% de ellas consiguió un empleo informal y/o con menor ingreso al que tenían antes de la pandemia. Millones de personas no lograron un puesto de trabajo con las mismas prestaciones y/o salario al que perdieron por causa de la crisis sanitaria.

Por otro lado, citando el informe de Coneval sobre pobreza laboral para el primer semestre de 2021, se tiene que “en el segundo trimestre 2021, la inflación anual mostró un incrementó al llegar a 6.0% en promedio. Destaca que en abril 2021 se observó el incremento más alto (6.1%) desde diciembre 2017 (6.8%)”.

El Coneval también afirmó que “en el segundo trimestre 2021, en promedio, las Líneas de Pobreza Extrema por Ingresos (LPEI) rural y urbana, es decir, el valor monetario de las canastas alimentarias, mostraron un incremento trimestral de 3.2% y 2.6%, respectivamente, ambos aumentos son superiores a la inflación trimestral promedio que fue de 1.4%. Cabe señalar que estos aumentos son los más altos desde el primer trimestre 2020”.

Agrega el organismo que “entre el primer trimestre de 2021 y segundo trimestre de 2021 se observa un aumento de la pobreza laboral para las personas ocupadas, según su situación de formalidad: informales y formales”.

El presidente trampea con las cifras.

MENTIRA 5

Venta de niñas y matrimonio forzado. 26 de agosto.

La venta de niñas en comunidades indígenas no forma parte de los usos y costumbres, porque los usos y costumbres tienen que ver con el bien. En las comunidades gobernadas por usos y costumbres no hay violencia. Además, también hay venta de niñas en las clases altas: AMLO.

Se trata de un tema sumamente complejo y el presidente revuelve las cosas. Aunque son fenómenos que se tocan, la venta de niñas para matrimonio forzado no es lo mismo que la trata de mujeres, aunque ambos devienen en abuso sexual de una niña, joven o mujer, su mercantilización y la violación de sus derechos humanos.

Lo cierto es que muchos antropólogos mexicanos y extranjeros han documentado desde hace muchos años que en numerosas etnias indígenas es una costumbre centenaria que los padres arreglen los matrimonios de sus hijos, especialmente de sus hijas. Esto, se vea como se vea, es matrimonio forzado y si hay pago de por medio, es venta de niñas.

En muchos pueblos el trato implicaba mutuo intercambio de regalos, pláticas entre las familias y la entrega de una dote, consistente en ropas, ganado, comida y otros bienes. Las variantes de esta costumbre son innumerables e incluso, en algunos pueblos era tradición que el novio se “robara” a la novia, para luego presentarse ambos ante los padres de ella, para recibir su aprobación y luego casarse. En muchos casos, era un “robo” con permiso de ella.

Sin embargo, en los últimos años se ha denunciado que debido al feroz empobrecimiento de muchas comunidades, esta tradición se ha pervertido, registrándose casos en que las familias olvidan el viejo ritual de trato entre familias y, necesitados de dinero, fijan un precio por sus hijas, y la entregan literalmente al mejor postor. Es decir, una costumbre de por sí lesiva, se volvió aún peor.

Así, desde un punto de vista tradicional, el presidente tiene razón cuando dice que la venta de niñas no forma parte de los usos y costumbres… de hace algunos siglos. Pero se niega a aceptar que es la realidad presente. Que se han generado “nuevas tradiciones” en muchas comunidades.

Lo cierto es la venta de niñas en matrimonio forzado es un fenómeno verdadero, surgido de los antiguos usos y costumbres y convertido en una operación mercantil, ante la cual niñas y mujeres de las propias comunidades se han rebelado.

Y lo cierto es que el propio gobierno,  del presidente, desde la Secretaría de Gobernación, ha reconocido que es un fenómeno que debe erradicarse.

*ofv

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password