Cinque Terre

Ulises Castellanos

[email protected]

Director de Círculo Rojo

París, El Beso de Doisneau y Twitter

Este artículo fue publicado originalmente el 15 de julio de 2015 

Escribo sobre mi reciente viaje a la ciudad que vio nacer la fotografía, que cultivó a los mejores documentalistas del siglo XX y que se mantiene a la vanguardia en varios frentes entre lo que se refiere a imagen, pensamiento liberal, innovación y cultura en general. La Ciudad Luz, París.

Es en el cruce de nacionalidades y hábitos que se construye una nueva sociedad, y eso ha sido París siempre, un lugar en donde se experimenta con todo. Hace poco más de un año cuando me estrené en estas páginas les platiqué sobre la historia detrás de la foto de Roberto Doisneau, “El Beso del Hotel d’ Ville” y toda la controversia a su alrededor.

Hoy, varias décadas después de aquella fotografía, me coloco en el mismo sitio para tomar esta imagen con mi iPhone 6 sin que aparezca un solo ciudadano (por aquello de los derechos de imagen en Francia). En esta misma calle había un café en 1992 que estaba dedicado a la foto de El Beso, hoy es una tienda más y ya nadie se besa en esta esquina.

Hace 23 años cuando conocí París y vine a estudiar periodismo era otro mundo, usábamos diapositivas y negativos, mandábamos postales a México que tardaban un mes en llegar a la Del Valle y usábamos tarjetas prepagadas para hablar por teléfono por decenas de francos para comunicarnos dos minutos al “otro lado del mundo”.

Hoy todo se resuelve con el smartphone; tomo esta imagen, mando un WhatsApp, checo clima, noticias y mapa en el mismo gadget e incluso escribo esta columna en la misma pantalla, para finalmente tomarme un buen cafecito francés con Wifi gratis y enviar lo que ustedes ahora leen.

Esto es una revolución en la manera de comunicarnos.

Hoy más de 20 años después y varios viajes intermedios, me dio la sensación de estar más cerca de México que nunca, antes me mandaban por correo postal recortes de La Jornada o Proceso para actualizarme sobre lo que pasaba en nuestro país con dos o tres semanas de retraso, hoy con una notificación de Twitter supe quien ganó en las urnas en mi barrio de la ciudad. Antes cuando regresaba de Europa con la familia les mostraba fotos del viaje y les contaba mis aventuras. Hoy no tengo mayor cosa que platicarles porque una buena parte la compartí en directo vía Facebook, Twitter o Instagram.

Sin duda vivimos una nueva era en imagen y comunicación global, absolutamente tangible, y en nuestras manos está la posibilidad de crear con ello nuevas narrativas y nuevas fronteras de intercambio intelectual.

No quería dejar pasar este primer aniversario de Bitácora Visual aquí, en etcétera, con aquella foto de arranque para dejar testimonio claro de que nuestra sociedad ha cambiado mucho, en estos últimos 20 años y que nosotros somos testigos de una era emocionante, diversa y sorprendente.

De nosotros depende la posibilidad de aprovechar estos tiempos para dejar huella de una manera especial, siempre basado en nuestra sensibilidad, cultura e inteligencia. Gracias por compartir En la misma calle, donde ya nadie se besa. Foto de Ulises Castellanos

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password