Gabriel Vargas hace la meme para siempre

Arouet

04 de junio 2010

00:00

Sostengo que si en este instante Gabriel Vargas leyera las notas sobre su muerte, ya estaría trazando algo para aclarar que La Familia Burrón y las peripecias que narró al acudir como referente a un punto imaginario de la ciudad de México llamado La vecindad de Cuajo, son una pequeña parte de su trabajo. Así lo dijo Vargas a etcétera en noviembre de 2003: “La familia Burrón era tan sólo una cosa más comparada con mi genial y enorme obra. Durante dieciocho años manejé revistas de moda y de mujeres, en el Esto tenía diez páginas semanales (...)” Como se ve, es imposible resaltar la modestia del dibujante y argumentista, pero sí es necesario decir que él es mucho más que Regino y Borola Tacuche junto a sus hijos Regino y Macuca y el adoptado Foforito procreado por La Divina Chuy y Susano Cantarranas; lo es con todo y Satán Carroña y su mujer Cadaverina además de Doña Gamucita y único vástago que en el aire las compone, Avelino Pilongano de quien cito su verso más memorable: “¿A dónde vais, Monsiváis?”

Puestas así las cosas es muy probable que a mi hipotético lector, el dibujante nacido en Tulancingo, Hidalgo, le guste lo que arriba señalo, más aún cuando también aclaro que, a diferencia de lo que muchos medios difundieron, La Familia Burrón no es una pintura de la clase media. No lo es, primero porque ese sector social miraba a Ciudad Satélite y no a San Juan de Letrán a donde caminaba Vargas para extraer el lenguaje de la carpa y el barrio. Pero en este punto es donde sí podría fruncir el ceño el dibujante porque digo que esas histor ias sólo recuperan las costumbres y los términos más románticos y por ello entrañables, del barrio. De este modo, hasta un ladrón como Ruperto Tacuche llega a ser tan querido porque quiere corregir su vida y por su amor a Bella Bellota y su hijo Robertino, un niño discapacitado.

A mí me gusta La Familia Burrón; tengo la colección de los Pepín que apareció de 1936 a 1954, donde nacieron los Burrón y la penuria eterna de los pobres frente a la voracidad de los políticos. Borola entonces, sería el icono de las primeras mujeres que salieron del hogar por tepalcates, la vida es dura, o El tractor que simboliza la ignorancia y la arrogancia de los niveles pudientes.

A Gabriel Vargas, en contra de él mismo, se le recordará por La Familia Burrón, y no por sus tiras en Pepín, o por Virola y Piolita en Jueves de Excélsior o por La vida de cristo que, como él dijo, “tuvo un éxito arrollador”. Luego me ocuparé de ello, por ahora acabo estas líneas casi en tarzaneras por el intenso calor que hay en la ciudad. Si usted me lee, don Vargas, le doy un abrazo fuerte.

Temas relacionados

  1. Gabriel Vargas, La Familia Burrón y Los Simpson
  2. Los Burrón se quedan sin su creador
  3. Recordemos a la Familia Burrón de Gabriel Vargas, quien nació un día como hoy
  4. Recordando a Gabriel Vargas
  5. Gabriel Vargas: La TV acaba con todo
  6. Borola pirata

Comentarios

Hay 2 en este artículo


Todos los comentarios estan sujetos a revisión, favor de verificar Términos y Condiciones

Leticia

11 de octubre 2010 07:32:54

UK

Maira Mayola, hago una investigación sobre la familia Burrón. Si pudieras comunicarte conmigo me sería de gran ayuda, pues no encuentro en internet manera de contactarte. Gracias letynoname@gmail.com

Maira Mayola Benitez Carrillo

29 de agosto 2010 21:02:37

Mèxico

Amigo Aurolet: Abre bien los de apipizca que se ha publicado el libro homenaje a don Gabriel, ya esta a la venta en la UAEH. Quedo a tus òrdenes http://agendahidalguense.com/2010/08/25/uaeh-rafael-barajas-?el-fisgon?-comento-la-obra-gabriel-vargas-cronista-grafico-de-la-autora-maira-mayola-benitez-carrillo/ Saludos