Maestra en Letras Modernas por la Universidad Iberoamericana y profesora del ITESM, campus Toluca
regina.freyman@itesm.mx
@reginafreyman

El triunfo de las pasiones tristes

Regina Freyman

09 de diciembre 2016

09:09

El tirano necesita para triunfar la tristeza de espíritu, de igual modo que los ánimos tristes necesitan a un tirano para propagarse y satisfacerse.

Gilles Deleuze

Sé que muchos no queríamos creerlo y hoy no hay más remedio. Sé también que no soy a quién yo leería para buscar la respuesta del triunfo de Donald Trump, por tanto escribo más en busca de respuestas que ofreciendo una respuesta ¡Qué sé yo de lo que muy pocos entienden! Pero ya no podemos negar que todo en política es personal y este tema lo es para mí y para el mundo que no podemos suspender la real supremacía que Estados Unidos ostentan en el concierto mundial, si el derrumbe de sus torres fue el portal del siglo XXI, el peculiar Presidente electo es un viraje abrupto de la narrativa que esperábamos. Cuando cayó el muro de Berlín, y con él se alimentó nuestro sueño de abolir fronteras; cuando el SIDA derrumbó nuestra ingenuidad sexual; cuando temerosos entramos a una globalidad económica que prometía esperanza; o cuando Obama llegó a la Casa Blanca, pensamos que el mundo liberal sentaba las bases de nuestra narrativa futura. Claro está que otra versión siempre era posible pero ¿quién quiere pensar en el final infeliz? No digo que el triunfo de Hillary Clinton lo fuera pero el voto a Donald Trump es la clausura de la confianza y no la continuidad de una propuesta.

Corroboro que no tengo respuestas o me parecen simples, escribí sobre el triunfo del espectáculo en un artículo previo pero la verdad la respuesta es simple, no termina por darme paz ni argumento para entender la historia que hoy no comprendo. Pero ansiosa busqué autores que me claman como de niña lo hacía el ángel de la guarda.

Pascal Bruckner escribió la mañana del 9 de noviembre para Le Monde y no es consuelo:

“Ya no entendemos el mundo en el que vivimos, ya no podemos interpretar las señales que nos envían: expertos, científicos, políticos, todos ellos estaban equivocados en sus predicciones, cuáles son sus instrumentos de análisis, la comprensión de las cosas ya no se adapta a la situación…En caliente, se puede decir que Donald Trump ha prevalecido por tres razones…caminaba rápidamente contra códigos políticamente correctos a los que respondió con política directa o más absoluta. A lo largo de su campaña, hizo caso omiso a la cortesía básica de una sociedad multirracial, lo que le permitió insultar a su gusto a mexicanos, inmigrantes, negros, musulmanes, chinos y cualquier persona que objetara su propuesta… el payaso feliz respondido con el libertinaje instintivo, fue capaz de capturar muy bien un estado de ánimo, la ira”.

Luc Ferry para Le Figaro: ges

“Tenía que suceder. Un día u otro…por fin un verdadero populista en el poder… No en Hungría o en los países del Báltico, en el corazón del del mundo liberal, democrático, occidental.

Periodistas, políticos, encuestadores, todo el mundo (o casi) se estrelló… las personas, con o sin razón, están cansadas de la corrección política que se utiliza principalmente para ocultar la verdad y esconder la suciedad debajo de la alfombra".

Temas relacionados

  1. Tristes y gratos recuerdos
  2. Frase del día: Tristes musas de amor
  3. Recomendamos también: Gabo y las putaditas tristes
  4. Otras cosas que pasan: El respaldo de TV Notas a EPN y la censura a Proceso
  5. Hay eclipses más tristes que los del sol azteca: Total Eclipse of the Heart: Bonnie Tyler, en su cumple
  6. Pasiones y fronteras

Comentarios

Hay 0 comentarios en este artículo
Sé el primero en agregar un comentario


Todos los comentarios estan sujetos a revisión, favor de verificar Términos y Condiciones