Senador. Secretario de la Comisión de Comunicaciones y Transportes.

El nuevo entorno de precios para gasolinas

Gerardo Flores Ramírez

10 de enero 2017

09:07

Es innegable que el nuevo de entorno de precios para las gasolinas en nuestro país, vigente a partir del pasado 1 de enero, ha generado rechazo o descontento. El incremento es un hecho, es una decisión que tiene que ver con distintos factores. Es verdad que la Ley de Hidrocarburos aprobada y publicada en agosto del 2014, que forma parte del paquete de legislación secundaria derivado de la reforma energética, preveía la apertura del mercado de gasolinas a partir de enero del 2018; es verdad también que la Ley de Ingresos para el ejercicio 2017 aprobada por ambas cámaras del Congreso adelantó esa apertura.

La apertura del mercado de gasolinas significa simplemente que los consumidores podrán ir a cargar a la gasolinera que más les convenza, ya sea por precio o por los servicios complementarios que en esa estación se ofrezcan. Pero para que el mercado funcione en condiciones de competencia, es necesario que el precio del producto que se ofrece esté directamente relacionado con los costos de suministrarlo. La circunstancia en la que se da el nuevo régimen de precios para las gasolinas y diesel es una donde los precios internacionales con los que cerró el 2016 son más elevados que los precios observados a principios del mismo. Tan sólo en Estados Unidos, nuestra referencia más cercana y acostumbrada, el precio de la gasolina en diciembre fue 26.4% más alto que en febrero.

Ahora bien, ¿por qué México se ve obligado a estar expuesto a los precios internacionales de las gasolinas? Pues simplemente porque el volumen de producción de petróleo para este año se estima que será menor en 745,000 barriles por día respecto a lo que se produjo en promedio por día durante el periodo 2007-­2012. Al mismo tiempo, hemos incrementado de manera sustancial nuestro consumo de combustibles, que pasó de un promedio diario de 169 millones de litros por día en el 2006 a 194 millones de litros por día al cierre del 2016.

Hay quienes critican que el precio de las gasolinas incorpore impuestos, exhibiendo su ignorancia o, más grave aún, exhibiendo que en aras de una mera rentabilidad política, son capaces de promover la irresponsabilidad. En una mayoría de países, los precios de las gasolinas incorporan impuestos como una forma de que los consumidores contribuyan a pagar el costo social de las emisiones de CO2 asociadas al consumo de gasolina y que son un factor central en el problema del calentamiento global. Es un impuesto que cumple con el principio de la progresividad, que impone una mayor carga a quien consume más, que son las personas de mayores ingresos.

En el periodo 2007-­2012, los elevados precios del petróleo, combinados con una plataforma de producción mucho mayor que la actual, permitieron al gobierno federal no sólo no cobrar impuestos a los consumidores de gasolina o diesel, sino destinar cuantiosos montos en forma de subsidio. Ese lujo no nos lo podemos dar ahora como país, en gran parte porque en el periodo 2000-­2012 hubo un desmantelamiento paulatino de la capacidad de producción de crudo de nuestro país. Ese panorama heredado en el 2012 hizo imperativa la muy importante reforma energética del 2013, de lo contrario, hoy estaríamos en un mucho mayor predicamento, pues el estado tendría que estar absorbiendo sólo el riesgo asociado a la exploración y desarrollo de nuevos campos petroleros, y por ende, tendría que destinar mucho más recursos a la inversión en esta tarea. El desafío financiero sería aún más complicado.

No puedo negar que el esfuerzo para comunicar el nuevo entorno ha sido insuficiente y mal enfocado. Pero eso no significa que deba darse marcha atrás. Lo que sí debe hacerse efectivo es un conjunto de medidas que apoyen a los niveles más bajos de ingreso, además de que se impulse una mejor forma de ejercer el gasto público.


Este artículo fue publicado en El Economista el 10 de enero de 2017, agradecemos a Gerardo Flores Ramírez su autorización para publicarlo en nuestra página.

Temas relacionados

  1. Impuesto de 30 a gasolinas
  2. Impuestos a refrescos y gasolinas
  3. Continúan protestas por aumento a las gasolinas
  4. Presupuesto moderado, IEPS a gasolinas
  5. SHCP baja dos centavos el precio de las gasolinas
  6. Revisa ASF procedimiento que dio origen al gasolinazo

Comentarios

Hay 0 comentarios en este artículo
Sé el primero en agregar un comentario


Todos los comentarios estan sujetos a revisión, favor de verificar Términos y Condiciones