PGR debe reiniciar búsqueda de normalistas de Ayotzinapa y no dar más versiones del caso: CIDH

etcétera

20 de octubre 2015

02:15



El gobierno mexicano aceptó reiniciar la búsqueda de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, así como incluir, de manera íntegra, todos los elementos del informe presentado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI). Aunado a ello, la investigación ya no la llevará la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), sino la Subprocuraduría de Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República (PGR).

Parte de esta decisión se tomó con base en que no hay pruebas que vinculen a los estudiantes de la Normal Raúl Isidro Burgos con la delincuencia organizada y que, de comprobarse que un quinto camión, supuestamente cargado de droga, fue el móvil, la toma de ese vehículo sería fortuita y no planeada.

En comparecencia en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington, el GIEI y los representantes legales de los padres de los normalistas firmaron acuerdos con el Estado mexicano para establecer los lineamientos bajos los cuales se desarrollará la investigación.

Entre los puntos acordados, están que el gobierno mexicano se compromete a no dar nuevas versiones sobre lo ocurrido el 26 de septiembre de 2014 hasta que no concluyan las investigaciones, que realizarán en conjunto con el GIEI. Además, deben permitir el acceso completo a todo el expediente de la investigación.

Respecto a los posicionamientos que diferentes personajes públicos (entre ellos el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos), refieren que los militares del 27 Batallón de Infantería de Iguala no serán entrevistados por el GIEI, Eber Betanzos, subprocurador de Derechos Humanos de la PGR, aseguró que el Estado está dispuesto a ampliar las declaraciones de los soldados entrevistados por el Ministerio Público.

Asimismo, aseguró que se apegarán a los 10 puntos establecidos en el acuerdo, y con base en eso, realizarán las acciones legales necesarias para tener la declaración de los militares. En ese sentido, Betanzos dejó claro que el GIEI, en esta nueva etapa de la investigación, no solicitó la entrevista personal con los soldados.

Sin embargo, el comisionado y relator de la CIDH, James Cavallaro, cuestionó la intransigencia de Cienfuegos y la única respuesta que recibió fue que el comandante supremo de las Fuerzas Armadas es el presidente Enrique Peña Nieto.

Respecto a los detenidos quienes fueron presuntamente torturados durante sus declaraciones, el gobierno federal aseguró que a todos se les aplicará el protocolo de Estambul, y que se les permitirá denunciar las supuestas torturas, aunque no presenten signos de violencia física o psicológica.

Por último, sobre las diferentes posturas que ponen en duda el trabajo del GIEI, el propio grupo de expertos aclaró que no toman en cuentan ningún cuestionamiento público sino únicamente la disposición oficial del gobierno mexicano, la cual reconocieron al firmar los acuerdos que permiten seguir las investigaciones.

En la comparecencia participó, además de Betanzos, Roberto Campa, subsecretario de Derechos Humanos de la PGR, y estuvieron presentes algunos padres de los normalistas desaparecidos.

mahy

Comentarios

Hay 0 comentarios en este artículo
Sé el primero en agregar un comentario


Todos los comentarios estan sujetos a revisión, favor de verificar Términos y Condiciones