jueves 2 de octubre del 2014 / 03:23 Hrs.

Zacatecas: redes sociales en tiempos violentos

09 de febrero, 2011
Sergio Octavio Contreras

Una balacera entre miembros del crimen organizado y policías estatales sacudió a los habitantes de la zona conurbada de Zacatecas-Guadalupe. Los ciudadanos se refugiaron en sus casas, conectados por Internet comenzaron a construir una red virtual que superó la información que proporcionaron las autoridades y los medios de comunicación tradicionales.

El pasado martes primero de febrero sicarios armados con cuernos de chivo, granadas y a bordo de camionetas de lujo enfrentaron a policías locales. Desde la colonia Bonaterra la balacera se extendió por centros comerciales, avenidas y fraccionamientos urbanos, lo que desató una ola de pánico entre los ciudadanos que salían del cine, comían hamburguesas, tomaban cafés o esperaban a sus hijos mientras salían de sus clases de kung-fu.

En el transcurso de aquella noche y hasta la madrugada del miércoles, Facebook, Twitter y el teléfono móvil se convirtieron en un canal individualizado de comunicación. Miles de ciudadanos se conectaron a las redes sociales para compartir lo que estaba pasando en la ciudad: disparos en la avenida Ramón López Velarde, secuestro de automóviles por el boulevard Adolfo López Mateos, un convoy de vehículos Hummer, Lobo y Lincoln cruzando la ciudad, personas heridas trasladadas por ambulancias, etcétera.

Sociedad online

Desde la aparición de las redes sociales de Internet durante los años 2002 y 2004, al igual que el desarrollo de la Web 2.0, las nuevas innovaciones aportaron una característica más personalizada a la tecnología: la individualización. En plataformas como Twitter, Metroflog, Facebook, Hi5, My Space, Tuenti, QQ, V Kontakte, Orkut o Mixi, más de mil millones de seres humanos se relacionan virtualmente todos los días. Ahora la comunicación se dirige de un emisor a un receptor, a un grupo o en forma masificada1.

a) La comunicación entre los usuarios permite transmitir mensajes y compartir datos en forma planetaria.

b) La inmediatez en la transmisión de hechos puede ser en tiempo real. Este aspecto obliga a los medios tradicionales a redefinir sus sistemas de búsqueda y producción de información.

c) Los problemas locales se vuelven globales, como el narcotráfico, el calentamiento global, las epidemias o la contaminación.

Las redes sociales permiten a los usuarios individualizar su propia red para actuar dentro de sus comunidades. En esta personalización el usuario tiene el control sobre la información que genera, los contenidos que consume y lo que comparte al resto de sus contactos. Como ocurrió en las elecciones de Irán (2009), en los escándalos de WikiLeaks (2010), en la caída del gobierno de Túnez (2011) y en las recientes revueltas en Egipto, acontecimientos precipitados en parte por la sociedad interconectada a través de las nuevas tecnologías.

En el caso de Zacatecas, la mañana del primero de febrero fueron colocadas varias mantas y cartulinas por parte del crimen organizado donde se advertía a la población que no saliera esa noche porque habría balaceras. Algunos cibernautas comenzaron a difundir a sus conocidos la información, primero por Twitter y después por otras redes, a través de Messenger y correos electrónicos. Incluso páginas web locales colocaron en sus portales dichas amenazas2.

Las mantas provocaron una movilización de decenas de soldados, policías estatales y ministeriales en la colonia Hidráulica y la Avenida México. Al medio día, el vocero del Gobierno del Estado, Mario Alberto Caballero Ramírez, dio a conocer en rueda de prensa que se trataron de falsas denuncias realizadas al teléfono de emergencias 066 y de actos provocados por “bromistas”.

Al filo de las 20:30 horas en la zona conurbada Zacatecas-Guadalupe las amenazas se cumplieron: narcobloqueos y una balacera entre asesinos a sueldo y uniformados. El enfrentamiento que duró más de media hora dejó un saldo de dos personas muertas y siete heridas, incluyendo a un niño que perdió un brazo. Por las redes sociales los datos sobre los acontecimientos comenzaron a fluir sin parar, confirmando lo que estaba ocurriendo y ampliando los datos sobre los hechos. Los testimonios que compartieron los cibernautas fueron más amplios que las versiones transmitidas por televisión al día siguiente.

Las redes sociales expandieron su poder y la narcoviolencia en Zacatecas rebasó las fronteras: cibernautas de Guadalajara reportaron en ese mismo lapso de tiempo bloqueos en avenidas y ataques, lo mismo que ciudadanos de Monterrey. Internautas de municipios como Fresnillo, Jerez, Sombrerete, Río Grande e incluso paisanos conectados desde Estados Unidos, conocieron los hechos narrados por usuarios mediante computadoras. A este crecimiento informativo se suma el generado por páginas web que colocaron datos con gran rapidez, como Zacatecashoy, CVN Zacatecas, Zacatecasonline e Información Joven, entre otras.

Para el miércoles 2 de febrero por las mismas redes sociales que habían sido utilizadas para alertar a los usuarios sobre los hechos delictivos, comenzaron a circular datos falsos ante el vacío de información: balaceras en el Centro Histórico, granadas en el Cerro de la Bufa, intento de rescate de reos del Cereso local, secuestros de políticos y bombas en sitios públicos, fueron algunas de las historias que se difundieron por Internet.

Siguiente

Hay 0 comentarios en este artículo
Sé el primero en agregar un comentario



Nombre:


E-mail:
Ciudad:
País:
Comentarios:
Código:
Ingrese los números que ve a continuación
Leí y acepto los términos del reglamento de participación