viernes 19 de diciembre del 2014 / 01:12 Hrs.

Puebla: arbitrariedad, violencia y corrupción

02 de febrero, 2011
Jorge Meléndez Preciado

Debido a las críticas acerca de su administración, el góber precioso, Mario Plutarco Marín, demandó por “daño moral” al impreso Acento Veintiuno y a 11 de sus trabajadores, entre ellos éste que redacta.

Curioso, lo que más le indignó al señor que trató de darle coscorrones a Lydia Cacho, no fue tanto dos números del periódico aludido, sino un espectacular donde se mencionaba que el sujeto había cometido una serie de tropelías y abusado del presupuesto gubernamental.

Lo segundo, es difícil de refutar si sabemos que el hijo de quien se presentaba como el nuevo Benito Juárez, ya que es de cuna humilde y aspiró (sic) a llegar a la presidencia de la República, el señor Mario Marín García, tiene un chalet en Austria valuado en 5 millones dólares; ello porque la esposa del junior, Nadja Ludmer, nació en dicho país. En el lugar donde se ubica la “humilde” vivienda, habitan reyes, príncipes y estrellas de Hollywood.

Pero el gran amigo de Kamel Nacif posee además dos mansiones: en Texas (costo de 1.5 millones de dólares) y Florida, donde los cubanos de Miami encumbrados habitan. Claro, aparte de las varias propiedades aquí, incluido el equipo de futbol Puebla. Por cierto, el hermano de Plutarco maneja a Los Lobos, de la BUAP, lo cual deja grandes pérdidas a esta universidad pública.

Hay una contrademanda de varios de los afectados en su derecho a la libertad de expresión, promovida por el abogado Carlos Quiñones Galván, en la cual se dice que “quien emprende el litigio” el saliente mandatario “tendrá que comprobar los hechos que considera afectaron su buena reputación, por lo que tiene que exhibir, por ley, los documentos necesarios con los que cuente para probar su inocencia”.

Por ejemplo, ganando la cantidad de 160 mil pesos mensuales, es realmente imposible que haya conseguido amasar una fortuna de la que presume, menos aún tener para una decena de autos de lujo de las marcas reservadas para señores de alto poder.

Eso sí, Puebla quedó endeudada para los siguientes 20 años. Al llegar al poder Marín, las finanzas eran sanas y las aportaciones del gobierno federal vastas. Hoy se deben a bancos 9 mil millones de pesos, los cuales deberán empezar a liquidarse, curiosamente, el primero de febrero de 2011, justamente cuando Plutarco ya no estará en Casa Puebla.%3

Hay 0 comentarios en este artículo
Sé el primero en agregar un comentario



Nombre:


E-mail:
Ciudad:
País:
Comentarios:
Código:
Ingrese los números que ve a continuación
Leí y acepto los términos del reglamento de participación