martes 2 de septiembre del 2014 / 16:16 Hrs.

Corrupción, de mal en peor

19 de noviembre, 2010
Teresa Gurza

En esta semana del Centenario de la Revolución Mexicana, me pregunto que sentirán los actuales gobernantes panistas y los viejos mandamases priístas, al leer los datos que indican lo mal que lo han hecho.

O si de plano son tan soberbios y tontos, que no notan que durante sus sexenios el país se ha deteriorado y empeorado en casi todo.

Acerca de la poca eficacia del actual gobierno, podemos rescatar algunos ejemplos aparecidos en la prensa mexicana de estos últimos días.

México encabeza la violencia contra los menores de acuerdo con el reporte "La violencia contra niños, niñas y adolescentes en México.

 Miradas regionales", que elaboró la Red por los Derechos de la Infancia.

El informe destaca que de 2006 a 2008, se registraron 23 mil homicidios de niños y niñas de cero a 17 años; entre ellos seguramente están 

incluidos los pequeños asesinados en la guerra contra el narcotráfico en que se ha empeñado el presidente Calderón.

Se duplica la cifra de niños con hambre y en pobreza extrema, señala un estudio hecho por la Unicef, que advierte que la reciente crisis provocó que los hogares con “inseguridad alimentaria severa” pasaran en nuestro país del 8 al 17 por ciento.

Urge la CEPAL a México a tomar acciones que eviten el aumento de la pobreza; urgencia de la que al parecer ningún funcionario ha tomado nota.

Tampoco protestaron cuando El Universal denunció que es sabido que en algunas instituciones o gobiernos locales continúan las viejas prácticas del amiguismo, la compra de votos, y la concesión ilegal de licencias.

Pero se tuvieron que dar por enterados de que México obtuvo la peor nota de los últimos diez años en el Índice de Percepción de la Corrupción, donde fue calificado con poco más de tres puntos, en una escala donde diez es la máxima.

Entre 178 naciones estudiadas, México pasó del puesto 89, que obtuvo en 2009, al 98; porque “sigue anclado a prácticas del pasado”.

Picado por estas apreciaciones, el actual gobierno aceptó que la corrupción es un grave problema que erosiona el tejido social.

Como para zafarse algo de la responsabilidad agregó que este llamado de atención, “es una oportunidad para recordar que mejorar la calificación de México depende del esfuerzo de diferentes actores: los tres órdenes de gobierno, los tres Poderes de la Unión y la sociedad en su conjunto”.

Y eso que aún no se había desatado el escándalo por la corrupción que hay en el IMSS en la compra de medicinas; situación que se intuía pero se confirmó al conocerse grabaciones filtradas a Televisa, que dan cuenta del ofrecimiento de comisiones ilegales en las adquisiciones de los medicamentos que el IMSS ocupa.

Ante eso, su director Karam sólo respondió “no vamos a solapar la corrupción”.

Tiene razón, no la van a solapar; YA la solaparon.

¿Tan pronto se le olvidó el incendio de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, en el que murieron 49 niños y otros 75 resultaron heridos como resultado de la corrupción?

Todo lo cual incide en que se esté acabando el dinero para el pago de pensiones, según anunció Karam como si nada otro día.

Y como para hacer juego y dar la razón a todo lo anterior, el mexicano Germán Zayas propietario en Chile de la Compañía Minera del Sur que es dueña a su vez de la mina ilegal Los Reyes, huyó del país luego que una explosión en ese yacimiento que funcionaba sin ningún permiso, ocasionó la muerte de dos trabajadores y dejó grave a otro.

Esta mina ilegal está ubicada a 65 kilómetros de Copiapó, cerca del yacimiento San José, donde se produjo el drama de los 33 trabajadores 

rescatados tras permanecer 70 días atrapados a 700 metros de profundidad.

Y si en impunidad y corrupción subimos, bajamos en la prosperidad de la gente y en la democracia de las instituciones.

Baste para esto último recordar como está hoy, lo que en tiempos de Pepe Woldenberg era un orgullo del país: el IFE.

Hay 0 comentarios en este artículo
Sé el primero en agregar un comentario



Nombre:


E-mail:
Ciudad:
País:
Comentarios:
Código:
Ingrese los números que ve a continuación
Leí y acepto los términos del reglamento de participación