miércoles 17 de septiembre del 2014 / 00:29 Hrs.

Los dados cargados de López Obrador

10 de noviembre, 2010
Ciro Gómez Leyva

El lunes, en un auditorio de la Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa, Andrés Manuel López Obrador sacó del ropero el viejo, ambiguo discurso que tanta tensión y encono generó en 2006. Voy, pero no voy. Le entro, pero no le entro.

Dijo quien seguramente será candidato a la Presidencia de la República de uno o más partidos: “A pesar de los pesares, y aunque las cartas estén marcadas y los dados cargados, el movimiento participará en la elección de 2012”.

Pensé que había sido una baladronada propia de las conferencias ante estudiantes. No fue así. El boletín sobre el evento en la página oficial del “Gobierno Legítimo de México” inicia, precisamente, con las cartas marcadas y los dados cargados.

Es decir, ha comenzado la construcción del conocido discurso del fraude: desconfiamos de las instituciones (que no hace mucho mandamos al diablo), pero participaremos; si perdemos, no será porque la gente prefirió otras opciones, sino porque la mafia que controla esas instituciones nos robó. Sabemos en qué termina esa escalada verbal.

Faltan 20 meses para la elección. Tiempo de sobra para exigirle a López Obrador un sí incontrovertible, no como el que dio en 2006, de que aceptará una eventual derrota.

Dejar pasar como si nada la palabrería de que a él sólo lo puede parar el fraude es abrir la puerta a la reedición de una segunda insurgencia poselectoral. La de 2006 se desfondó y terminó en fracaso. Con la experiencia acumulada, la de 2012 podría ser mucho más perniciosa.

Dejar pasar como si nada la palabrería del fraude anticipado es aceptar que López Obrador juegue el 2012 con dados cargados.

Este artículo fue publicado en Milenio el 10 de noviembre de 2010, agradecemos al autor su autorización para publicarlo en nuestra página web.

Hay 1 comentarios en este artículo



Nombre:


E-mail:
Ciudad:
País:
Comentarios:
Código:
Ingrese los números que ve a continuación
Leí y acepto los términos del reglamento de participación

Shaboleono

2010-12-09 15:50:56

Mexico

¿Y acaso es mentira la tesis de López Obrador? O sea, ¿Televisa, Carlos Salinas de Gortari y Elba Esther Gordillo sí pueden apoyar abiertamente a Peña Nieto, pero AMLO no tiene derecho a decir lo que es público y bien sabido: que la oligarquía mexicana ya apostó su permanencia y privilegios en la figura de Enrique Peña Nieto? Ciro Gomez Leyva: eres una vergüenza para el periodismo nacional.