miércoles 22 de octubre del 2014 / 18:04 Hrs.

Apagón analógico

09 de septiembre, 2010
Fernando Mejía Barquera

Hace unas semanas escribí en este espacio una reflexión sobre el avance de la televisión digital en el país (“México, a la zaga en tv digital”, 6/mayo/2010, http://impreso.milenio.com/node/8762818).

En ella comentaba que México se contaba entre las últimas naciones que realizarán el apagón analógico. Explicaba también que estábamos a la zaga no sólo respecto a Estados Unidos y Europa, sino Asia, África y América Latina. “Esperemos —escribí en ese texto— que el gobierno calderonista actúe y no opte por transferir el problema a quienes tomarán la administración del país en 2012”.

Último de la fila

El jueves 2 de septiembre, Felipe Calderón anunció que el apagón analógico, programado originalmente por la administración de Vicente Fox para realizarse en 2021, se adelantará a 2015.

El decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, donde se anuncia la decisión de adelantar el apagón, reconoce el atraso de México en la materia: “Los reinos de los Países Bajos, Noruega, Suecia, Bélgica y España, y las repúblicas de Finlandia y Federal Alemana, la Confederación Suiza, y los Estados Unidos de América han concluido con el apagón analógico, y otros países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, en tanto que otros países de Europa, África y Oriente Medio, así como la República Islámica de Irán, han acordado concluir las transmisiones analógicas a más tardar en 2015, salvo por las economías menos desarrolladas de África, que lo harán hasta 2020”. O sea que con el apagón programado para 2021, México era prácticamente el último de la fila en la transición hacia la televisión digital.

Temor al fracaso

No es improbable que ante el riesgo de que su sexenio pase a la historia como un fracaso en materia de tecnología, Felipe Calderón haya decidido adelantar la fecha del apagón analógico para colocarse en los plazos que países de “economía media” han establecido.

Pero también es probable que, como se ha comentado ampliamente, el gobierno intente obtener beneficios electorales con la decisión de acelerar el ritmo de la transición a la tv digital. El decreto del 2 de septiembre indica entre sus “considerandos” que en países donde se efectuó el apagón analógico se realizaron “acciones de asistencia al público”, por ejemplo “apoyo económico para la adquisición de decodificadores que permitan (…) recibir las señales de la Televisión Digital Terrestre.”

El gobierno mexicano recurrirá también a ese tipo de apoyos. Aunque el decreto no lo indica explícitamente —sólo menciona “apoyos”—, el presidente de la Cofetel, Mony de Swaan, ha revelado que el apoyo consistirá en un subsidio de aproximadamente 60 dólares (800 pesos) a cada familia para que pueda adquirir un “equipo digital”, aunque no aclara si para comprar un televisor (que rebasa con mucho esa cifra) o un convertidor de señal analógica a digital, que se cotiza más o menos en ese precio.

Subsidio digital

Según De Swaan, el subsidio representará un gasto de mil 600 millones de dólares, de los cuales mil 400 se utilizarán para repartir 60 dólares entre poco más de 23 millones de telehogares, y 200 millones para poner en práctica el “operativo de ayuda” (Excélsior, 4 de septiembre de 2010). El decreto establece que la Secretaría de Economía “instrumentará las acciones necesarias a efecto de facilitar la adquisición de receptores o decodificadores para recibir el contenido de las señales digitales” y que la Sedesol coadyuvará con Economía “a efecto de asegurar que los (apoyos) sean entregados”.

Tanto la Sedesol como Profeco, SEP y Gobernación tendrán a su cargo difundir campañas de información y orientación, a través de los medios y en las escuelas, acerca de lo que son y lo que significan el apagón analógico y la transición a la tv digital.

Tanto el “operativo de ayuda” como las campañas serán vistos con lupa por los diferentes actores y analistas políticos porque, efectivamente, el gobierno podría caer en la tentación de utilizarlos como propaganda electoral con miras a 2012.

Alianzas políticas

Pero hay más: el gobierno ha exaltado a la tv digital como vía para “impulsar el desarrollo de nuevos servicios, en un entorno convergente, aprovechando las características de la tecnología de la Televisión Digital Terrestre”.

En 2007, la Suprema Corte de Justicia determinó que en el marco de las actuales concesiones no está permitido prestar servicios de telecomunicaciones convergentes dentro del ancho de banda ocupado por un canal de televisión abierta. Ése fue uno de los puntos candentes en el debate sobre la llamada ley Televisa.

La convergencia a través de la tv digital implicará necesariamente modificaciones a las leyes de radiodifusión y telecomunicaciones. Para modificarlas, el gobierno podría establecer alianzas con las grandes televisoras, interesadas en impulsar la convergencia dentro de la tv digital terrestre en un esquema conveniente política y económicamente para ellas.

Este artículo fue publicado en Milenio el 9 de septiembre de 2010, agradecemos al autor su autorización para publicarlo en nuestra página web.

Hay 1 comentarios en este artículo



Nombre:


E-mail:
Ciudad:
País:
Comentarios:
Código:
Ingrese los números que ve a continuación
Leí y acepto los términos del reglamento de participación

Juan Carlos García P.....

2010-09-13 23:26:11

mexico

Desde mi punto de vista, el apagon análogico del proximo 2015 traera veneficios a las empresas televisoras, porque tendran un espectro radial televisivo más amplio con oportunidad de más canales de Tv. Sin embargo a las personas de bajos recursos, sera a quienes les pegue este apagon, porque el subsidio que se pretende dar a la población no ceo que alcanse para comprar una pantalla de Plasma o LCD a este sector más marginado de la sociedad y desde mi punto de vista sólo se dara estos subcidios a personas que cuenten con facturas de sus televisores análogos.