lunes 20 de octubre del 2014 / 08:00 Hrs.

Poder y prensa en el Estado de México

01 de octubre, 2006
José Ramón Santillán Buelna


El objetivo de este ensayo es hacer un acercamiento al análisis de la prensa que se edita en la ciudad de Toluca y su relación con el poder político. La prensa en México ha ido de la mano del gobierno, sus orígenes, conflictos y apogeos se han dado bajo la tutela del sistema. Estudiar la prensa mexicana es introducirse en el abismal sistema político para intentar descubrir los hilos que unen a periodistas y funcionarios, a empresas periodísticas y a instituciones gubernamentales, porque en cada etapa de gobierno el presidente en turno configuró el sistema de información con base en arreglos políticos, económicos, sociales y culturales.

La histórica y subordinada relación de la prensa con el gobierno implantó en todo el país un control de las noticias y de los espacios de crítica sobre las actividades del Presidente y demás miembros de las élites políticas durante el largo periodo de gobierno del partido oficial, PRI. Sin embargo, a finales de la década de los 80 la esfera pública controlada por el régimen político se fue abriendo, por la resistencia de algunos periódicos y periodistas a replicar las opiniones oficiales. Aumentó la diversificación de temas, la pluralidad de opiniones sobre temas políticos y la incorporación de nuevos interlocutores. Es así que una parte de la prensa escrita contribuyó al cambio democrático en 2000 con el triunfó presidencial de Vicente Fox.1

Sin embargo, la transformación de la prensa no se ha dado de igual forma en la capital que en el resto de los estados. Como tampoco todos los periódicos han experimentado un protagonismo en los procesos de democratización del país, adecuándose a las nuevas circunstancias políticas y sociales.

Entre los casos para estudiar el papel del periodismo ante la nueva realidad sociopolítica, nos interesa la prensa escrita de Toluca para explicar las características que tiene actualmente la actividad periodística en el Estado de México y en esa ciudad.

En Toluca, como centro del poder político y capital de la entidad, se imprime y circula una importante cantidad de periódicos que refleja un quehacer periodístico amplio y una larga tradición. Dentro de este mosaico, existen diarios con más de 59 años, como El Sol de Toluca; algunos otros se han incorporado recientemente al escenario local, con propuestas más atractivas y contenidos más especializados como Tribuna, Portal, Cambio tres pm, Puntual, Última Hora, Milenio Toluca e Impulso Estado de México.

En Toluca se editan un total de 17 diarios, 15 locales y dos de tirada nacional, Reforma y Milenio con su edición local (ver cuadro). Pero a pesar de que en el Valle de Toluca existe una amplia publicación de diarios, no necesariamente corresponde a una oferta informativa que cubra las necesidades de los habitantes de la localidad. En este sentido, es evidente que diarios con una fuerte tradición en el mercado no han logrado alcanzar una calidad mínima ni la profesionalización del ejercicio periodístico, no sólo por la excesiva aparición en las páginas de la prensa de funcionarios públicos sino porque pocas veces se han preocupado por una edición de calidad y atractiva: los periódicos aparecen manchados y con graves errores ortográficos, como se podría descubrir fácilmente al leer cualquiera de éstos. Con una larga tradición local se encuentran El Sol de Toluca, con 59 años y Extra de El Sol, con 39 años, ambos de la cadena Organización Editorial Mexicana (OEM); El Heraldo de Toluca, con 56 años; 8 columnas, con 30 años; El Diario de Toluca, con 24 años; El Noticiero, con 18 años; a.b.c. que se edita desde hace 22 años, Diario Amanecer desde 1986 y El Vespertino desde 1987. Los datos demuestran que estos nueve periódicos pertenecen a cuatro familias de empresarios: Yamin, Maccise, Libién y Vázquez Raña, que en conjunto son dueños de casi 50% de la prensa local.

 

En torno a tal panorama se pueden señalar algunas características de la prensa local. Para propósitos analíticos se plantean tres modelos:3 1) el de la subordinación hacia el poder político; 2) el de periódicos en transformación, y 3) el de periodismo democrático. El contenido de cada uno de estos modelos propone conceptos para estudiar a la prensa local en relación con el poder político.

Modelos para el estudio de la prensa local

1. Modelo de subordinación de la prensa hacia el poder político. Los periódicos siguen el esquema informativo de trato privilegiado a las élites políticas. Se intercambia información por favores políticos y económicos. En sus páginas hay un trato preferencial hacia los personajes políticos y sus actividades. Se privilegian las fuentes oficialistas, no hay contraste en las versiones. Se censura a la crítica y la prensa se convierte en un aliado del gobierno, mientras que ésta es recompensada con publicidad oficial, exclusivas informativas, condonación de impuestos, ayuda para la compra de papel, entre otros. Otra característica de este esquema periodístico es que el gobierno sigue una política económica que beneficia a los empresarios en la concentración de medios. Esta alianza política-prensa promovió una relación clásica que caracterizó al régimen priista y que dejó importantes beneficios para ambos. Tradicionalmente un grupo de periódicos como El Sol de Toluca, El Heraldo de Toluca, Extra de El Sol, 8 columnas, El Diario de Toluca, a.b.c., Diario Amanecer, El Vespertino y El Noticiero, siguen este esquema informativo.

2. Modelo de periódico en transformación. Los periódicos empiezan a asumir un papel de actor político en los cambios sociales. El tratamiento informativo es menos parcial. Buscan pluralidad integrando a diversos representantes sociales. Desean convertirse en un elemento indispensable para las agrupaciones de oposición al régimen. Poco a poco influyen en la construcción de opinión política más crítica. Generalmente su nacimiento se da en tiempos de agitación social: cambio de gobierno, elecciones, luchas sociales, entre otros. Periódicos como La Tribuna, Portal, Cambio tres pm, Puntual, Última Hora e Impulso serían un ejemplo de modelo de periódico en transformación porque protagonizan una lucha diaria para no caer en prácticas periodísticas de subordinación que caracterizaban al modelo informativo gobierno-prensa de la época priista y buscan plantear una presencia efectiva en el espacio periodístico, a través de una relación independiente con el poder político. En estos diarios la lucha entre subordinarse al poder o asumir un papel crítico está presente todos los días, conviven entre las alabanzas y la crítica moderada a la clase política.

3. Surgimiento de un modelo de periodismo democrático. Es un esquema de tratamiento informativo centrado en la crítica hacia el poder político y sus representantes y portador de las expresiones ciudadanas. Sus páginas son ejemplo de pluralidad social y oficio periodístico. Este modelo es un foro de discusión para manifestar ideas y posturas diversas: entre políticos oficialistas, de oposición, académicos, intelectuales y ciudadanos. Tienen un alto nivel de influencia en los grupos sociales. En Toluca no existe un diario local como modelo de periodismo democrático. Las secciones de los periódicos Reforma y Milenio-Toluca, observan algunos elementos de una relación un poco más clara con el poder y sus lectores, así como con sus anunciantes. Existe una tímida incorporación de colaboradores locales, pero no llegan a tener una fuerza periodística propia a causa de que en estos dos diarios, respaldados por empresas periodísticas nacionales, prima una tendencia informativa de la capital del país.

Por otro lado, Tribuna, Portal, Cambio tres pm, Puntual, Última Hora e Impulso, que han aparecido en los últimos diez años, se debaten entre la declinación del viejo modelo de subordinación de la prensa al poder político para dar paso a un modelo de independencia y protagonismo en los procesos de transformación de las nuevas circunstancias políticas y sociales de la entidad. Pero su dependencia de la publicidad oficial condiciona su línea editorial al no tener garantizada su presencia en el mercado.

Foto: Chiqui Arjona

Podemos resaltar que el respaldo de periódicos nacionales como Reforma, Milenio Diario, El Universal y El Financiero a ediciones locales ha impulsado la cobertura de nuevos temas de interés regional, la incorporación de articulistas de la zona, la profesionalización de la actividad periodística, un aumento en los lectores, pero desafortunadamente, los dos últimos dejaron de editarse por no tener rentabilidad. Es así, que salvo contadas excepciones, la prensa escrita en el Estado de México no registra avances y sí retrocesos.

En esa entidad, el poder político se ha formado en torno a personajes que han ocupado la gubernatura, apoyados por el Presidente de la República en turno y respaldados por el PRI que ha gobernado desde 1929. Dentro de estos personajes sobresale Isidro Fabela, quien en los años 40 formó el Grupo Atlacomulco para heredarse el poder, caracterizado por su cohesión interna y sin grandes conflictos entre sus miembros. Hasta la fecha todos los gobernadores del estado, surgidos del grupo, han podido controlar la vida política y económica local y desarrollar la clase priista más numerosa del país de gran importancia electoral. Es así que el gobernador se ha convertido en el actor político principal, por su fuerte protagonismo y el respaldo del grupo Atlacomulco.

Con estos antecedentes, estudiar la producción periodística en Toluca es hacerlo bajo los conceptos informativos de subordinación al poder político. Donde las noticias reflejan una realidad oficial y no la problemática real de la sociedad mexiquense, debido a que las relaciones, específicamente entre el Ejecutivo del estado y la prensa, son discrecionales y encubiertas bajo mecanismos de cooptación por parte de quienes ejercen el poder.4 Esto provoca una prensa sumisa y complaciente que acata las disposiciones de quien detenta el poder.

En la relación prensa-Estado, el sistema político mexicano se ha caracterizado por crear mecanismos que influyan y controlen de manera directa o indirecta la actuación de los medios, los cuales abarcan desde la legislación, otorgamiento de licencias y concesiones, venta de papel, control de sindicatos, oficinas de comunicación social (boletines y conferencias de prensa) y asignación de publicidad, hasta la corrupción, amenazas, censura,5 etcétera. Para explicar la relación entre el Poder Ejecutivo local y la prensa del Valle de Toluca sólo desarrollaré dos formas de control: el de la publicidad oficial y las oficinas de comunicación social.

 
Siguiente

Hay 0 comentarios en este artículo
Sé el primero en agregar un comentario



Nombre:


E-mail:
Ciudad:
País:
Comentarios:
Código:
Ingrese los números que ve a continuación
Leí y acepto los términos del reglamento de participación