sábado 1 de noviembre del 2014 / 00:17 Hrs.

Nuevo cine mexicano...¿ y... ?

01 de enero, 2007
Marco Aurelio Casillas Arredondo

El nuevo cine mexicano le sopla a su pastel con 36 velas. 36 años en este 2007. La industria cinematográfica nacional llegó a la mitad de los 60 hundida en una feroz lucha de intereses: los forjadores de la época de oro concebían la industria que construyeron como una propiedad dinástica. El derecho de sangre se ejemplifica con el hecho de que, antes de morir –en 1963– Pedro Armendáriz había acordado con su viejo amigo Raúl de Anda la filmación de la cinta La Marcha de Zacatecas, la cual fue dirigida por De Anda hijo y actuada por Pedro Armendáriz Jr. Todo en familia. Caso típico.
Aunque en ese tiempo la producción mantenía un promedio de 100 largometrajes por año, la confrontación entre la calidad y la pertinencia temática de los filmes extranjeros y los realizados en México, agudizaba la urgente necesidad de renovar los cuadros creativos del cine.
Pero hagamos un flash back en honor al pasado.

Don Porfirio, primer actor y cinéfilo
El cine llegó a México casi ocho meses después de su triunfal aparición en París. La noche del 6 de agosto de 1896, el presidente Porfirio Díaz, su familia y algunos selectos miembros de su gabinete presenciaban azorados las imágenes en movimiento que dos enviados de los hermanos Lumière proyectaban en uno de los salones del Castillo de Chapultepec.
El éxito del nuevo medio de entretenimiento fue inmediato. Don Porfirio había aceptado recibir en audiencia a Claude Ferdinand Bon Bernard y a Gabriel Veyre, los proyeccionistas enviados por Louis y Auguste Lumière a México –que a la postre serían los primeros “cácaros” del cine en nuestro entorno–.


Después de su afortunado debut privado, el cinematógrafo fue presentado al público el 14 de agosto de 1896, en el sótano de la droguería “Plateros” en la calle del mismo nombre (hoy Madero) en el Centro Histórico de la Ciudad de México.
El público, curioso, abarrotó el sótano del pequeño local –rara forma de repetición de la sesión del Sótano del “Gran Café de París” donde debutó mundialmente el aparato y sus proyecciones–.
La “gente del pueblo” bautizó como “vistas” a las películas que se exhibían en la droguería Plateros, cuyo “Salón Rojo” llegó a convertirse en la primera sala de cine en el México porfiriano. Díaz fue el primer cinéfilo nacional y, faltaba más, el primer mexicano en ser filmado, en los amplios y afrancesados jardines de su residencia.
Décadas después, de 1936 a 1957 se desarrolló en México la llamada “Epoca de Oro del Cine Nacional”. El naciente auge fílmico paría a una parvada de directores entre quienes sobresalían Emilio “El Indio” Fernández, Julio Bracho, Roberto Gavaldón e Ismael Rodríguez.
Pero para “Juan Pueblo” los visibles eran los importantes. El público consolidó a un brillante y auténtico cuadro de estrellas nacionales. María Félix “La Doña”, Mario Moreno “Cantinflas”, Pedro Armendáriz, Andrea Palma, Jorge Negrete, Sara García, los hermanos Soler, Joaquín Pardavé, Arturo de Córdova y Dolores del Río fueron las figuras principales de nuestro áureo star system.
Varios opinan que la trágica muerte del querido actor y cantante sinaloense Pedro Infante en 1957 cerró esta etapa en el cine mexicano, y aunque algunos directores de la “Época de Oro” continuaron sus carreras dentro de un nuevo esquema de cine estatizado, en los 70, nuestro cine perteneció por derecho propio a los cineastas surgidos de la turbulenta década anterior. Alfonso Arau, Jaime Humberto Hermosillo, Gabriel Retes y Alberto Isaac son botones de muestra.
En 1964 la sección de técnicos y manuales del Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica (STPC) lanzó la convocatoria al Primer Concurso de Cine Experimental en Largometraje, con un jurado que incluía a Efraín Huerta (Pecime), Jorge Ayala Blanco (por el STPC), al cuentista José de la Colina (por la UNAM), a Andrés Soler (por la Asociación Nacional de Actores) y a Manuel Esperón, por la sección de compositores del sindicato.
En 1965 las películas La fórmula secreta de Rubén Gámez, En este pueblo no hay ladrones de Alberto Isaac, Amor, amor, amor de Juan José Gurrola y El viento distante de Salomón Laiter, Manuel Michel y Sergio Vejar se llevaban los principales galardones.
Una generación cultural de primer nivel –Gabriel García Márquez, Jaime Sabines, Mauricio Magdaleno, José Emilio Pacheco, Carlos Fuentes, Juan García Ponce– incursionaban también en el guionismo de la industria fílmica nacional. Se acercaba la década de los 70 y nacía entonces el denominado “nuevo cine mexicano”.

¿Arriba y adelante…?

En 1970 se inició la operación más ambiciosa jamás orquestada en México para toda la industria cinematográfica. El gobierno del recién electo presidente Luis Echeverría dio pasos agresivos para administrar el aprendizaje del cine, la producción, la distribución y hasta su premiación y conservación en un archivo fílmico.
Rodolfo Echeverría –hermano del Presidente y cuyo apellido artístico fue Landa– fue nombrado director del Banco Cinematográfico. Películas como Los cachorros, Muñeca Reina, Cayó de la gloria el diablo, La verdadera vocación de Magdalena, Mecánica Nacional, El muro del silencio o El jardín de la tía Isabel marcaron esta década.
En su visita a Chile, el presidente Echeverría señalaba: “Un cine que miente es un cine que embrutece”. En 1975, de pasada, en la entrega de los Arieles leía la carta de despedida a los monopolios fílmicos familiares gritando: “¡Qué se vayan a atender sus negocios de viudas!”.

Vengo a decirle adiós... a los muchachos
Conforme avanzaba el experimento de Echeverría, el nuevo cine le declaraba la guerra al “viejo cine mexicano” –aquel de charros cantores, cómicos populacheros y luchadores enmascarados–. La pantalla de plata, pero también el gobierno con guayabera y los jerarcas de la industria fílmica daban las últimas paletadas de tierra funeraria al “cine familiar”.
Pedro Infante –con todo y Sara García, Fernando Soto “Mantequilla”, los hermanos Fernando, Domingo, Julián y Andrés Soler, y Prudencia Griffel–, Jorge Negrete, Andrea Palma, “Cantinflas”, “Tin Tan” –y su carnal Marcelo Chávez, “Vitola”, “Tun-Tun”, “Tongolele”, Ramón Valdés, las hermanas Julián–, Carlos López Moctezuma, Libertad Lamarque, Wolf Ruvinskis, Silvia Pinal, Silvia Derbez, Marga López, “Clavillazo”, “Resortes”, María Félix, Dolores del Río, Pedro Armendáriz, Luis Aguilar “El gallo giro”, Eulalio González “Piporro”, María Victoria, las cubanas Meche Barba, Ninón Sevilla y Rosa Carmina eran obligados a hacer mutis.
Les pasó lo mismo a los rocanroleros Enrique Guzmán, Angélica María, César Costa, Alberto Vázquez y Julissa, Mauricio Garcés (¡arrrrozzz!) Marco Antonio Campos “Viruta” y Gaspar Henaine “Capulina”.
Igualmente le ocurrió al Santo “El Enmascarado de Plata” y Blue Demon, acompañados de las mujeres vampiro, monstruos de todo tipo (habidos y por haber) y hasta las mismísimas Lorena y Tere Velásquez, quienes fueron confinados a la exhibición de sus cintas en la entonces joven televisión mexicana y a cederle terreno de producción, distribución y exhibición fílmicas al nuevo cine.

Siguiente

Hay 3 comentarios en este artículo



Nombre:


E-mail:
Ciudad:
País:
Comentarios:
Código:
Ingrese los números que ve a continuación
Leí y acepto los términos del reglamento de participación

Daniel M

2013-06-24 22:43:59

México

Solo un detalle, menciona que en "Mecánica Nacional" actua David Reynoso, y es Manolo Fabregas, seguramente se confundio con "Mecánica Mexicana" que es de menor calidad que la primera.

Montserrat López Ortiz

2012-03-21 14:28:25

México

Pues resumido y perfectamente clara la historia del cine, estoy estudiando la Maestría en Comunicación Visual y me gustaría enfocarme en el cine Mexicano, y tengo un poco de conflicto al delimitar cuál época me sería más factible. Se lee que tienes mas idea que yo, me gustaría saber si nos podemos poner en conacto, te dejo mi mail: montzze_@hotmail.com , me ayudarías a abrir mi panorama. Saludos

enrique sotelo

2010-06-11 13:01:33

mexico

ando buscando pelicula angeles y querubines de Rafel corkidi en cualquier formato. si saben de ella, favor de contactarme esotelo2@yahoo.com