jueves 18 de diciembre del 2014 / 12:18 Hrs.

Denuncia de reporteros del diario Despertar de Oaxaca

15 de octubre, 2009
etcétera

Oaxaca de Juárez Oaxaca a 14 de octubre de2009.


A la opinión pública nacional e internacional
A los organismos nacionales e Internacionales defensores de derechos  de  periodistas
A los medios de comunicación
A los lectores del Diario Despertar de Oaxaca

Presente:

Ante la serie de irregularidades que están ocurriendo en el Diario Despertar de Oaxaca, nuestra fuente de trabajo, debido a los criterios adoptados por los directores General y Editorial, Alfredo Martínez de Aguilar y Luis Ramírez Hernández a partir del día 23 de septiembre del presente, nos vemos precisados a hacer públicos estos señalamientos, una vez agotadas las instancias internas porque consideramos que estos hechos vulneran nuestros derechos laborales y conciencia periodística.

Nuestra principal inconformidad, radica en el hecho de que cuando a nivel nacional e internacional se lucha por proveer de mayor seguridad al trabajo periodístico, nuestro director general, Alfredo Martínez de Aguilar, con premeditación y ventaja expuso la integridad física de dos de nuestros compañeros el pasado domingo, 20 de septiembre del año en curso, al enviarlos a cubrir una asamblea de un grupo de ejidatarios en la población de Santa Cruz Xoxocotlán.
 
En dicha asamblea, Martínez de Aguilar, ejidatario también, se presentó con cuatro personas que portaban armas de fuego y enseguida arrebató al presidente del comisariado las listas de asistencia y otros documentos que entregó de inmediato a uno de sus acompañantes, quien corrió hacia la calle, en tanto que la gente enardecida comenzó a perseguirlo.
 
El director general de Diario Despertar de Oaxaca, al verse acorralado sacó su arma también y apuntó hacia los ejidatarios para poder escapar. Entonces, los ejidatarios se fueron contra nuestros compañeros periodistas; quienes, optaron por retirarse ante la intimidación e insultos de que fueron objeto. En tanto que el director, no obstante la acción realizada, por teléfono les insistía que se quedaran.
 
Sabedores de lo ocurrido, el día 22 de septiembre, quienes trabajamos como reporteros en el diario Despertar de Oaxaca, decidimos entablar un diálogo con los directivos mencionados, con la única intención de hacerles ver que a nadie conviene que ocurran hechos como el protagonizado por el director .
 
Como única respuesta obtuvimos agresiones verbales por parte del director general, intimidación y amenazas de despido que se cumplieron hoy, en el caso de algunos compañeros.
 
En tanto que, el director editorial, Luis Ramírez, nos impuso un cambio radical y unilateral en nuestro esquema de trabajo, tanto en horarios como en asignación de fuentes, además de sanciones económicas que llegaron hasta el límite de no pagarnos sino catorce días después nuestro sueldo de la segunda quincena de septiembre.
 
Es así como nuestra demanda de mayor respeto y seguridad para nuestro trabajo, provocó primero el enojo de nuestro director general y más tarde una serie de medidas arbitrarias en nuestra contra, mismas que violentan, no sólo nuestros derechos laborales sino periodísticos consagrados en la Constitución Mexicana.
Por un periodismo profesional y sin censura.
 

Atentamente
Reporteros del Diario Despertar de Oaxaca
 
Blanca Padilla                          Francisco Ramíerez
Carina García                        Juan Carlos Zavala
César Bautista                        Rubén Cruz





Hay 2 comentarios en este artículo



Nombre:


E-mail:
Ciudad:
País:
Comentarios:
Código:
Ingrese los números que ve a continuación
Leí y acepto los términos del reglamento de participación

gabriela

2010-09-04 02:43:02

mexico

Es injusto, sobre todo por que ponen a CUALQUIER hijo de vecina con un cargo en algun medio y pierde el piso....Luis Ramirez se siente intocable, al igual que sus hermanas, disque servidoras publicas que solob se jactan de tener poder.

jose virgilio lopez vasquez

2010-04-10 17:06:22

mexico

condeno energica y categoricamente el hecho de exponer la integridad fisica de cualquier individuo mas aun cuando son compañeros periodistas castigo y todo el peso de a ley contra quien o quienes resulten responsables